Escuela Francesa de Cuenca avanza en la implementación del modelo pedagógico de “doble nivel”

Durante los últimos años, en el nivel de maternal se ha trabajado satisfactoriamente con la organización de grados de “doble nivel” que han arrojado muy buenos resultados en lo pedagógico y respecto al desarrollo integral de las y los niños.

Con base en dicha experiencia, para el año lectivo 2022-2023 se definió, en Consejo de Establecimiento, la puesta en marcha de esta organización de grupos para los niveles de CM1 y CM2 (5° y 6° EGB en el sistema ecuatoriano). Así, existirá un grupo conformado por estudiantes de ambos niveles que compartirán aula.

La propuesta pedagógica del “doble nivel” implica una gestión integradora de los currículos de los niveles referidos para propiciar el desarrollo de las competencias cognitivas y actitudinales de las y los niños mediante la distribución de tiempo y organización espacial que procure la atención de las necesidades específicas de cada estudiante en medio de un entorno orientado a la promoción de la autonomía en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Vale indicar que esta experiencia se ha replicado progresivamente en varias escuelas francesas enfocándose en la organización de 3 tiempos de la clase: tiempo de preparación en común, tiempo del maestro y tiempo del estudiante.

El objetivo de la clase de “doble nivel” es fomentar el empoderamiento del estudiante y convertir al docente en un mediador del aprendizaje a través la ejecución de planes de trabajo comunes, grupales e individuales hacia la autonomía y la organización personal del trabajo según los propios ritmos.

En lo que respecta a la vida de clase de un “doble nivel” las experiencias indican que la posibilidad de compartir entre “grandes y chicos” fomenta capacidades colaborativas y de reconocimiento de habilidades diferentes.

Entre las ventajas más relevantes del “doble nivel” constan:

  • Mejores relaciones entre “pequeños” y “grandes”, unos sintiéndose potenciados, otros valorados;
  • Se favorece la ayuda mutua y la autonomía, lo que favorece el aprendizaje;
  • Los límites por grupos de edad son menos marcados;
  • Existen tiempos de discusión colectiva para ambos niveles, los momentos de descubrimiento pueden ser compartidos, pero también distintos;
  • Trabajo muy estructurado por tiempos, con la clave para una mejor gestión del tiempo de trabajo.

Sin lugar a dudas, la implementación del curso “doble nivel” supone un gran esfuerzo por parte del docente para la organización pedagógica, distribución de tiempos y tareas, reconocimiento de necesidades individuales. No obstante, esta propuesta se inscribe dentro de la planificación institucional de innovación pedagógica para la mejora continua de la educación binacional franco-ecuatoriana.

Los comentarios están cerrados.